Follow us on instagram
Image Alt

Blog

Cazando tendencias: Coolhunting

Bajo el término coolhunting se encuentra una apasionante actividad que consiste en cazar nuevas tendencias relacionadas con el universo de la moda y el estilo.

El trabajo del coolhunter puede centrarse en moda, pero siempre va más allá, buscando estilos innovadores que pueden ser, no sólo el motor de la industria, si no también catalizadores de ideas y nuevos desarrollos creativos.

El perfil de un cazador de tendencias, es un híbrido a medio camino entre Coco Chanel y Sherlock Holmes, aunando estilo e investigación, curiosidad y capacidad de análisis.

Supone una mirada neutral que invita a ver el mundo desde una perspectiva limpia y consciente alejada de influencias, lejos de ser una actividad frívola e inconsistente, el cazador de tendencias abre nuevos caminos y amplia horizontes no sólo de la moda, si no del arte, del diseño y de la propia existencia humana.

La actividad del coolhunter consiste en recopilar información sobre moda o tendencias, los yacimientos naturales suelen ser internet pero sobre todo la calle.

Las herramientas básicas de trabajo del cazador pueden ser una cámara de fotos y un bloc de notas o sus equivalentes digitales: como puede ser un teléfono de última generación, portátil o tablet. En ocasiones se suele usar la aplicación Evernote o similar, que sirve para poder clasificar esa información y etiquetarla.

La parte más compleja en el desarrollo del Coolhunting es filtrar las tendencias sin generalizar y poner toda la atención a los detalles.

Un buen cazador de tendencias puede servir para impulsar una marca o crear una nueva línea de negocio, es un trabajo donde la intuición ha de estar siempre en forma.

Un buen ejemplo de coolhunting es The Sartorialist, el blog de Scott Schuman donde se hace eco de lo que ocurre en la calle, con una idea simple: fotografiar a personas anónimas con su propio estilo. La web alcanza las 350.000 visitas diarias y es un referente mundial. Schuman defiende que la moda ante todo es arte.

Un estudiante de moda es un perfil ideal para ser coolhunter dada su formación y fascinación por los nuevos lenguajes de estilo.

SIN COMENTARIOS

ESCRIBE UN COMENTARIO